Tipos de violencia contra las mujeres



Se entiende por violencia contra las mujeres a la acción o conducta basada en el género que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, tanto en el ámbito público como privado (art. 1 ConvenciónBelém do Pará).
 
Se distingue de la violencia de género porque ésta es una noción más amplia que abarca otras poblaciones (LGTBI) y de la violencia doméstica por comprender éste un concepto amplio de familia.

Es importante destacar que la  violencia en las relaciones de pareja es un problema social multicausal; la violencia familiar ocurre en todas las clases sociales; el consumo de alcohol y drogas pueden ser indicadores de riesgo pero no la causa de la violencia; la humillación, descalificación, burlas, insultos también son formas de violencia; los hombres que ejercen  violencia internalizaron el uso de la fuerza como medio para la resolución de conflictos y la violencia puede transmitirse inter-generacionalmente.

Tipos de violencia contra las mujeres: 

Se distinguen distintos tipos de violencia, que muchas veces coexisten y suelen ejercerse de manera combinada. 

Física: se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo. Se puede traducir en golpes, quemaduras, fracturas, moretones.

Psicológica: causa daño emocional y disminución de la autoestima, perturba el pleno desarrollo personal y la autodeterminación. Por ej.: insultos, humillaciones, amenazas, coacciones, ridiculización, aislamiento, etc. 

Sexual: vulneración en todas sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual o reproductiva. Incluye la violación dentro del matrimonio, la explotación sexual y trata de mujeres.

Económica o patrimonial: menoscabo de los recursos económicos o patrimoniales de la mujer, perturbar la tenencia de sus bienes, limitar la disposición de su dinero e ingresos, o de su documentación, percibir un salario más bajo que los varones por igual tarea.

Simbólica: es aquella que, mediante patrones estereotipados, mensajes, valores, signos, transmite y reproduce subordinación y discriminación de la mujer.
 
Doméstica: ejercida por un integrante del grupo familiar, independientemente del espacio físico donde ésta ocurra. Se entiende por grupo familiar el originado en el parentesco sea por consanguinidad o por afinidad, el matrimonio, las uniones de hecho y las parejas o noviazgos. Incluye las relaciones vigentes o finalizadas, no siendo requisito la convivencia.

Institucional: realizada por las/los funcionarias/os, profesionales, personal y agentes pertenecientes a cualquier órgano, ente o institución pública, que tenga como fin retardar, obstaculizar o impedir que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y ejerzan los derechos previstos en esta ley.

Laboral: ejercida en el trabajo obstaculizando el acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia por el hecho de ser mujer (por ejemplo: exigir requisitos sobre estado civil, maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo, quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea entre otros). 

Contra la libertad reproductiva: aquella que vulnere el derecho de las mujeres a decidir libre y responsablemente el número de embarazos y el intervalo entre los nacimientos.

Obstétrica: ejercida por el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, antes, durante y después del parto y en la atención post aborto. 

Mediática: difusión de mensajes e imágenes a través de cualquier medio masivo de comunicación, que promueva la desigualdad y subordinación de las mujeres, legitimando la violencia.  

Comentarios