Páginas

Curatela

Tiene su antecedente en la Ley de las XII Tablas que ya regulaba la curatela de los "furiosi" (dementes) y "prodigi" (pródigos), en ausencia del padre de familia o de tutor (Bonfante). En las legislaciones modernas se otorga a favor de los incapaces mayores de edad (dementes y sordomudos que no saben darse a entender por escrito). En relación a los pródigos y a los ebrios consuetudinarios, se limita su capacidad mediante la interdicción sobre determinados actos.
(Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 268).
Se ha producido un error en este gadget.