Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Vindex

"Defensor", "protector", "garante". Las que preceden son las acepciones de la voz desde un punto de vista jurídico, pero también significa vengador. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 229).

“Solve et repete”

"Paga y reclama", o "paga y recupera". Este refrán tiene aplicación respecto de las obligaciones tributarias y de las resoluciones administrativas que imponen un pago al contribuyente o al administrado. Su significado es el de que para formular impugnaciones o reclamos, se debe previamente pagar al fisco o a la administración pública. Desde luego que si el que pagó es liberado después en sede judicial, quienes percibieron, fisco o administración, deberán resarcirlo, recuperando aquél lo indebidamente pagado. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 205).

“Ius Civile”

"Derecho Civil." "Derecho Privado." En Roma, Derecho de los ciudadanos romanos, por oposición al Ius Gentium. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 128).

Cédula de emplazamiento

En derecho procesal, medio por el cual se le notifica a la parte o a un tercero de la imposición de un plazo para la realización de un acto procesal, transcurrido el cual se hará pasible de aquello que para el caso disponga la ley. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 575).

Cédula de citación

En derecho procesal, medio por el cual se le notifica al demandado que en su contra se halla interpuesta una demanda. En otros casos constituye un medio de notificación por el que se advierte a la persona contra la cual se haya dirigido, la próxima celebración de un acto procesal que requiere su presencia bajo apercibimiento de lo que en su caso disponga la ley. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 575).

Apriorismo

Para la filosofía (incluida la investigación jurídica) se trata de la doctrina según la cual es posible construir un sistema de la realidad partiendo de verdades independientes de la experiencia, y mediante el simple desarrollo de lo que esas verdades contienen. El vocablo suele usarse en sentido despectivo, y se lo ha aplicado al sistema de Schelling, que pretendía deducir la realidad partiendo de tesis previas. En un sentido más restringido se aplica a todas las doctrinas que admiten la existencia de conocimientos a priori. En materia de "lógica" se designa así al método en que se emplea sistemáticamente el razonamiento a priori. Se habla de apriorístico como perteneciente o relativo al apriorismo y apriorista a quien sigue ese método en su razonamiento. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p.301).

“Strictu sensu”

"En sentido estricto". Se aplica a los textos legales y actos jurídicos que requieren ser interpretados con precisión, cabalmente (…). (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 208).

Arqueo

Acción y efecto de arquear, o sea, de verificar la cantidad de numerario u otros valores existentes en las arcas. El arqueo de fondos equivale a la verificación de las cantidades existentes en las arcas públicas. Medir la capacidad interna de un buque, utilizando unidades de medidas denominadas toneladas de arqueo. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 320).

Statu quo

"Estado en que se encuentra", o "en el mismo estado", o "en estado quieto." Se emplea en el ámbito diplomático, ante conflictos, y en el judicial, durante el trámite de los litigios, para mantener un mismo estado de cosas, sin innovar, hasta arribar a la solución internacional definitivamente satisfactoria, o a la sentencia que dirima el pleito. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 206).

“Ius gentium”

"Derecho de Gentes." Explicación: En Roma se daba el nombre de Derecho de Gentes a las normas que regulaban las relaciones jurídicas en las cuales los extranjeros podían ser parte, por oposición al Ius Civile (Derecho Civil), que era el Derecho para, solamente, los ciudadanos romanos. En la actualidad, la locución Ius Gentium o Derecho de Gentes se emplea, mas no del todo correctamente, como sinónimo de Derecho Internacional Público. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 129).

“Plus petitio” (pronunc.: peticio)

"Pedido en demasía". Significa: Reclamar, particularmente en juicio, más allá del crédito que se tiene contra el deudor y por el que se litiga. Por el exceso requerido sin causa, regularmente se soportan costas. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 171).

Qué significa beligerante?

Como la guerra es, en principio, lucha entre Estados, no pueden considerarse beligerantes sino las fuerzas organizadas de esos Estados; ejércitos y cuerpos autorizados por los gobiernos y dirigidos por jefes responsables. Los no beligerantes, en caso de que realizaren actos de hostilidad para con el enemigo, son considerados por este no como prisioneros de guerra sino como delincuentes comunes. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 411).

In extremis

"En el final", o "en los últimos instantes". Locución breve aplicable a quien está moribundo, agonizante, a punto de morir. A las personas en tal situación se les permite otorgar ciertos actos, como el testamento o la celebración de matrimonio, con prescindencia de formalidades. Es proverbio idéntico, in artículo mortis. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 107).

“Uti possidetis iuris”

"Posesión que procede conforme a Derecho". Por ejemplo: en el Derecho Privado, la del propietario sobre el inmueble o cosa objeto de su derecho de dominio, y en el Derecho Internacional Público, la de los Estados sobre los territorios que geográfica e históricamente les pertenecen. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 222).

Cesión fiduciaria

El contrato en virtud del cual una de las partes transmite a la otra la titularidad de un derecho con el objeto de garantizar el cumplimiento de una obligación. Este contrato es extraño a la legislación argentina y entre las pocas que lo aceptan figura el Código alemán. Sin embargo, sobre este particular, los negocios fiduciarios y el concepto de fideicomiso han adquirido en la actualidad particular atención, tanto por parte de la ley, como desde el punto de vista de los negocios bancarios. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 598).

Intuitu personæ (pronunc.: persone)

"En consideración a la persona". Locución según la cual, en los contratos cuyas obligaciones a cumplir por alguna de las partes contratantes consisten en prestaciones de hacer, se toma en cuenta, primordialmente, la calidad, oficio, arte, industria o profesión de la persona que habrá de satisfacerlas (…). (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 118).

Qué significa armisticio?

Pacto celebrado entre Estados beligerantes con el objeto de poner fin a las hostilidades por un período de tiempo más o menos prolongado. El armisticio no equivale a la paz definitiva, aunque puede precederla. Los reglamentos de La Haya de 1889 y 1907 distinguen entre armisticio general y armisticio especial; el primero se da al suspender completamente las operaciones bélicas de aire, mar y tierra, posee plazos ilimitados o de duración más largos que el especial y suele denominárselo tregua; el armisticio especial tiene carácter esencialmente militar y es firmado por los comandantes de los ejércitos o compañías por un breve tiempo. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 320).

“De visu”

"De vista." Locución que se emplea para aludir a los testigos que conocen los hechos por haberlos presenciado personalmente, y no de auditu. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 71).

“De auditu”

"De oídas." Modismo que en materia procesal probatoria se emplea para hacer referencia a la prueba testimonial cuando el testigo conoce los hechos según se los han contado, o sea que los conoce "de oídas" -de auditu-, y no por haberlos presenciado personalmente, o de visu. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 67).

Curatela

Tiene su antecedente en la Ley de las XII Tablasque ya regulaba la curatela de los "furiosi" (dementes) y "prodigi" (pródigos), en ausencia del padre de familia o de tutor (Bonfante). En las legislaciones modernas se otorga a favor de los incapaces mayores de edad (dementes y sordomudos que no saben darse a entender por escrito). En relación a los pródigos y a los ebrios consuetudinarios, se limita su capacidad mediante la interdicción sobre determinados actos. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 268).

Lex fori

"Ley del foro". "Ley del tribunal". Este modismo latino no quiere significar que el foro o el tribunal imponga su propia ley, pues el tribunal no hace leyes, sino que, en la exégesis de mejor acierto, quiere expresar que frente a un conflicto de leyes, sea de índole interno o internacional, el foro, el tribunal, desde luego dentro del límite de su jurisdicción, es decir, dentro de su competencia, habrá de escoger o seleccionar para dirimirlo, la lay que interprete ser la más adecuada, la ley apropiada. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 138).

Censo enfitéutico

Modalidad del censo que consiste en la enajenación del dominio útil de un inmueble que realiza sus propietario, en adelante censualista, a favor del censatario en virtud de la cual este último se obliga a pagar al señor directo una pensión o canon anual cierto e invariable. El canon puede hacerse efectivo en dinero o en frutos. En el censo enfitéutico el titular del inmueble enajena el dominio útil reservándose el directo. Esta modalidad del censo fue muy común en la España medieval, siendo uno de los medios más eficaces para la explotación de la tierra debido a que sus propietarios se hallaban más preocupados por la guerra o la religión que por la agricultura. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo I, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 578).

Ratio legis (pronunc.; racio leguis)

"Razón de la ley" o "razón legal." Es el fundamento que debe inspirar el contenido y alcance de las normas jurídicas que componen el Derecho positivo. (Fuente: RODRÍGUEZ, Agustín W., GALETTA DE RODRÍGUEZ, Beatriz, Diccionario Latín Jurídico, Locuciones latinas de aplicación jurídica actual, Ed. García Alonso, 1º Ed., Buenos Aires, 2008, p. 188).

Desglose

Acto mediante el cual se retira de un expediente, judicial o administrativo, por autorización del Juez o de la autoridad administrativa competente, alguna foja o pieza que lo integrara. Para regular normalmente el acto debe dejarse constancia en el propio expediente. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 316).

Venal

Bien vendible o expuesto a la venta. V. Valor venal También se dice en otro sentido de quien se deja sobornar con dádivas. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 752).

Sindicato de bloqueo

En materia de sociedades comerciales, consiste en limitaciones o condicionamientos a la transmisibilidad de las tenencias accionarias de los integrantes del sindicato a terceros no sindicados, otorgando o no derecho de opción de compra preferente a sus adherentes, así como también contienen, en ciertos casos, restricciones relativas a las acciones que los sindicados puedan adquirir en el futuro. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 415).

Riesgo cubierto

El riesgo cubierto deber ser cuidadosamente individualizado y precisado, mediante su descripción y delimitación en forma positiva (lo que se va a cubrir) y negativa (lo que no se va a cubrir). La importancia fundamental está dada porque el grado de posibilidad de que el evento (riesgo) se materialice (siniestro) es el elemento de medición de la contrapartida (prima) de la prestación del asegurador. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 270).

Valor venal

Valor de venta. Valor que se asigna a una cosa o bien vinculándolo al precio obtenible en venta real. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 748).

Ley de las XII Tablas

Publicada entre los años 451-450 andes de Nuestro Señor Jesucristo, aún cuando materialmente no ha llegado hasta nosotros, constituyó el monumento jurídico que coordinó en un dispositivo unitario todas las normas vigentes, incluso de origen griego, estableciendo derechos igualitarios entre patricios y plebeyos durante siglos en Roma, e incluso, un par de siglos después, eran motivo de estudio por parte de los niños y de los entendidos comentarios entre los jurisconsultos. Contenían dos clases de normas: 1) de Derecho Público: se rechaza entre ellas la existencia de privilegios de que gozaban los patricios; se reconocía la competencia del pueblo para establecer y derogar leyes, así como para conocer de los delitos de máxima gravedad y el derecho de recurrir en apelación cuando se trataba de ciudadanos romanos. Sobre este particular, materializó el reconocimiento por el legislador de la emancipación del pueblo y sus derechos; y 2) de Derecho Privado: constituyen sus dispositivos la base…

Pródigo

Conocido el instituto en Roma ("cura prodigi") y prevista su regulación en la Ley de las XII Tablas, era aquel quien en sus vicios dilapidaba los bienes recibidos del padre o abuelo, fuera por sucesión ab intestado y más tarde, también, por vía testamentaria. La declaración de pródigo importaba interdicción para disponer de los bienes, pero no para aquellos actos que tenían por objeto hacerlos ingresar aumentando el patrimonio. En la legislación de Justiniano, el pródigo tenía un curador estable, no como en sus orígenes que se designaba uno para cada negociación. En la legislación moderna diversos países han acogido el instituto, cuyo objetivo, buscado por el legislador, es evitar perjuicios al propio afectado, así como a sus familiares y herederos. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 544).

Discernimiento

Fundamento y base de todo acto jurídico. Es la exteriorización expresa o ficta de la voluntad del agente. Por eso es que el legislador suple la falta de discernimiento de un sujeto incapaz por la asistencia que le otorga a través del tutor o curador, sancionando con la nulidad el acto ejecutado sin discernimiento, intención y libertad, sin perjuicio de la responsabilidad indemnizatoria imputable a quienes lo tienen a su cargo. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 320).

Uso “secundum legem”

Su función es la integración del contenido de la norma escrita. Se tiene aquí un supuesto de recepción del uso por parte de la ley. El uso adquiere la fuerza de la norma referida y se constituye en fuente de primer grado (ley) o de segundo grado (derecho). Numerosas disposiciones de los Códigos de Comercio o leyes comerciales suelen hacer referencia al uso con finalidad integrativa. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 726).

Cognado

Vocablo utilizado en Roma para significar el parentesco establecido entre quienes, estando unidos por vínculos de sangre, descendían de un tronco común, tanto por línea masculina como femenina. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 147).

“Legítimos” y “legales” no son sinónimos

Erróneamente se dice herederos "legítimos" (legales), por decir "necesarios", que son los que no pueden ser privados de la parte de la herencia que la ley determina, salvo una causa legal expresamente determinada. Los hermanos son herederos legítimos y no tienen parte legítima, por no ser herederos necesarios. El error proviene del hecho de llamarse legítima a esa parte. Se aplica lo de legítimo al heredero (legítimo) necesario; por de pronto, lo primero, legal, es el género; lo segundo, necesario, es la especie. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 214).

Lenocinio (de lenón, o alcahuete)

Es alcahuetería. El alcahuete o rufián (canfinfle), canfinflero, en Argentina; cafiolo en Chile, es el que vive a expensas de su querida. El lenocidio es un establecimiento, una industria ilícita, pero "legalizada" a los fines sociales. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 212).

Diferencia entre privilegio y preferencia

El privilegio -se dice- lo da la ley a ciertas personas, y no es precisamente así; esas personas lo tienen en razón de cada crédito, y no a título personal. Es un derecho singular o particular (no se confunda con el jus singulare). Privilegium, de privus  y lex, legis, o sea, privado¸ o particular, y ley. El privilegio solamente lo establece la ley, sin necesidad de la voluntad de aquel a quien beneficia. Así el privilegio de inembargabilidad, de hacerse pago antes que otro, etc. Preferencia, de preferir, de praeferere, es forma bárbara de praefere (dice Monlau), y significa "llevar delante": prae, delante; ferre, llevar. Del supino praelatum ha surgido prelado (correlativo con adelantado, preboste, prefecto); en latín praelatus, prelacía, prelación (praelatio). Tener prelación es poder ir delante de otro. Un derecho tiene prelación cuando siendo des mismo género está delante de otro. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Bue…

Redención de servidumbres

Pago de un precio por el titular de un predio sirviente, al del fundo dominante, para hacer desaparecer la servidumbre que pesa sobre el primer fundo a favor del segundo. Si la liberación no es por un precio, no puede hablarse de redención, sino de renuncia o donación. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 105).

Indulto

Presupone la existencia de un delito por el cual el reo ha sido positivamente declarado culpable por autoridad judicial competente. El hecho importa que se perdona mirando al futuro y sin olvidar el hecho criminoso pasado. Concedido, implica que el reo penado confiesa su autoría. En principio se concede a los actos individuales juzgados con sentencia firme. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 396).

Cogito, ergo sum

Locución latina que significa "Pienso, luego soy". Comprobación fundamental de la existencia del individuo con que Descartes -según nos dice el Diccionario de la Lengua Española- en su Discurso sobre el método, reconstruye su propio sistema filosófico. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 147).

Quirografario (de chirographarius)

Es el acreedor o deudor cuyo crédito o deuda, respectivamente, consta en un documento escrito a mano (de quiro, mano, del griego cheir, o cheiro, y grapho, escrito). Pero esta definición antigua no se modifica por el hecho de que esté escrito a máquina si está firmado. En algunas leyes se les llama cedularios, por constar en una cédula. A diferencia del acreedor hipotecario y del acreedor prendario, que tienen acción real para la defensa en juicio de su derecho, el quirografario sólo tiene acción personal. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 213).

Socio aparente

Se entiende por socio aparente aquel que, no reuniendo los requisitos para ser legalmente calificado como socio, detenta exteriormente tal calidad. Sirva de ejemplo el caso de una sociedad de interés en la cual no se cambia el nombre de los socios que figuren en la razón social, tras su apartamiento de la sociedad. Es requisito que la persona afectada por la responsabilidad (socio aparente) haya consentido que se use su nombre como socio, que se haya tolerado o permitido que se lo haga figurar en la razón social, o que actúe como tal. Las sanciones previstas para el socio aparente resultan de su falta de calidad de tal y del consecuente engaño que puede reportar a terceros su equívoca posición. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 509).

Qué significa exégesis?

De ex – igo, sacar fuera, para medir, discurrir, analizar. De ahí la interpretación que se hace en derecho mediante la exégesis. El texto legal claro no requiere exégesis, o sea interpretación. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 131).

Estirpe

Del latín "stirps", "stirpis". Raíz de una familia o linaje. Sobre este tema, Cervantes pone en boca de Don Quijote palabras sabias: "Cada uno debe ser autor de su propia prosapia" (estirpe). Aquellos que en la sociedad solo pueden exhibir lo que han sido sus antepasados, sin que pese a las posibilidades que éstos le han brindado para superarse no lo han hecho, son como las papas: lo mejor que tienen está bajo tierra. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 349).

Ignominia e Infamia

La primera es afrenta pública que se padece con causa o sin ella, e infamia es deshonra y también ignominia, pero que la impone quien puede castigar; al menos tal es su significación originaria. De ahí lo de "penas infamantes". (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 209).

Sevicia

La sevicia consiste en los malos tratamientos realizados con crueldad y espíritu de hacer sufrir. Se requieren, pues, dos elementos: uno físico, los malos tratos; otro psicológico, la intención despiadada de hacer daño. Suele incluírsela entre las causales de divorcio. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 397).

Amnistía

Voz griega que implica "olvido" de lo pasado. Su significación según se dice, la impusieron los atenienses a la ley dictada por Trasíbulo cuando arrojó a los treinta tiranos e impuso que a ninguno se le imputara recriminaciones por hechos anteriores. Caracteriza esta institución, por mirar al pasado y, suponiendo una acusación criminosa, borra el eventual delito cometido y aún la mima sombra de la acción. Concedida, no admite duda la inocencia de quien está comprendido en ella. Es otorgada en los delitos políticos porque interesa al Estado, una absolución general sobre hechos colectivos. De allí su naturaleza política más que jurídica. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 60).

Teoría de la lesión

Como emanación del dogma de la autonomía de la voluntad, se consideró axiomático que volenti non fit iniuria, de lo cual se deriva que tolo lo libremente querido es obligatorio. En este orden de ideas no había lugar a la previsión de los actos jurídicos en los cuales una de las partes, explotando una circunstancia desfavorable de la otra, obtuviera una ventaja desproporcionada e injustificada. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 593).

Redhibición

Acción y efecto de redhibir. Acción que se confiere al comprador de una cosa mueble defectuosa para que se anule la venta. Son vicios redhibitorios los defectos ocultos de la cosa vendida que la hacen impropia para su uso o destino o, al menos, lo disminuyen considerablemente. El vicio debe ser suficientemente grave según criterio judicial y comprobación por medio de pericias; da derecho al adquirente para devolver la cosa, restituyéndosele el precio que pagó por ella, o a quedarse con la cosa y recibir una indemnización de acuerdo con la opinión de los peritos. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 107).

Gastos necesarios

Son aquellos realizados por el propietario, poseedor o tenedor de un bien (v. gr. El pago de un impuesto extraordinario; pago de una hipoteca o sus intereses; lo invertido por mejoras necesarias, etc.). Quien realizó tales inversiones, aún sin autorización del propietario del bien mejorado, posee derecho a reclamar el pago de lo gastado por vía del empleo útil. Tal derecho origina en el principio del enriquecimiento sin causa. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 373).

Comicios, y no comicio

No hay comicio, sino comicios (no hay singular). Y se explica, porque concurren varios y no uno. No se concurre solo sino con (cum) otros. Aunque se trate de una sola mesa electoral, debe decirse comicios. El plural resulta de los que van y no del lugar. Comitia (cum ire). La concurrencia a una sola mesa electoral se llama, pues, comicios. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 160).

Valor de cambio

El valor de cambio, social u objetivo, es la relación existente entre dos bienes susceptibles de ser cambiados. La noción de valor de cambio es inseparable de la idea de un cambio entre los bienes, sea éste inmediato o tan sólo posible. El valor de cambio no existe si el bien no posee utilidad. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 745).

Valor nominal

Se dice del valor que figura en los títulos o acciones al momento de su emisión. Éste no tiene correspondencia con la cotización de dichos títulos o acciones, no tampoco, generalmente, con el precio de colocación respecto de los primeros adquirentes o suscriptores. Valor que se asigna a los billetes (moneda) por convención, diverso del valor real. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 747).

Usufructo legal

Es el que se crea por imperio de la ley a favor de determinadas personas y sobre bienes de otras, por razones de familia o parentesco (v. gr. El padre sobre los bienes de los hijos menores; el derecho del cónyuge supérstite, etc.). (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 733).

Derecho adquirido

Aquel que efectivamente ha ingresado en el patrimonio de una persona (distinto, pues, al simple derecho en expectativa), gozando de garantías constitucionales y que, habiendo producido consecuencias jurídicas, las leyes posteriores no pueden modificar ni desconocer. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 308).

Días hábiles

Noción tradicional que reconoce su origen en Roma, donde se clasificaban y calificaban los días en fastos y nefastos, en los que en estos últimos días no funcionaba la administración de Justicia. En la práctica de los antiguos tribunales, a los actualmente denominados "días hábiles" se les llamaba "días jurídicos" y en los ordenamientos procesales modernos indistintamente "días hábiles" o "días útiles". Son aquellos en que bajo sanción de nulidad deben ser cumplidas las diligencias. Son días inhábiles los domingos y demás días no laborables que tiene establecido el ordenamiento legal. (Fuente: ARGERI, Saúl A. y ARGERI GRAZIANI, Raquel C.E., Diccionario de Ciencias Jurídicas Sociales. Comerciales, Empresariales, Políticas. Mercosur, Tratados Internacionales, Ed. La Ley, Buenos Aires, 1999, p. 318).

Rédito

Proviene esta palabra del latín reditus, de rediré, reditum, o sea, lo que viene de una cosa (en el orden fiscal es el provecho que de ella se obtiene). Renta viene de reddita que es plural de reditum, es decir de varios réditos. Así, pues, un contribuyente puede tener un rédito, o varios, pero solamente tiene una renta. (…) si bien la ley llama réditos a los diversos ingresos, debe decir renta (renta "bruta", renta "neta") a la suma de ellos, expresión que también se refiere a la anualidad. (Fuente: BIELSA, Rafael, Los conceptos jurídicos y su terminología, Ed. Depalma, 3º Ed. Buenos Aires, 1993, p. 177).

Valor real

Es el valor efectivo. O sea, el que tienen en el mercado los objetos o cosas a que se refiere. En los títulos de la deuda pública o en las acciones que cotizan en bolsa, el valor real puede ser igual, mayor o menor que el nominal. Por ello se dice que las cotizaciones son a la par, bajo la par o sobre la par, respectivamente. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 747).

Valuación

Avalúo o valoración. Peritaje realizado por expertos (contadores públicos; ingenieros civiles o industriales; arquitectos; martilleros; etc.) para fijar el valor de bienes muebles o inmuebles; así mercaderías, equipos industriales, bienes intangibles, fondos de comercio, empresas, fundos, etcétera. En contabilidad es la que realiza el perito, experto o entendido, de todo bien integrante de un patrimonio, de manera tal (se empelan diversos sistemas) que aparezca en el balance con un valor determinado (las leyes impositivas suelen fijar criterios de valuación según el bien de que se trate). (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 749).

"Urbi et orbi"

Locución latina que significa literalmente "para la ciudad (se refiere a Roma) y para el mundo". Fórmula aplicada a la bendición que, en ocasiones solemnes, el Papa otorgaba a la cristiandad. (Fuente: GARRONE, José A., Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. LexisNexis, Buenos Aires, 2005, p. 724).